GERARD FARRÉS: “Vamos al Dakar a ganar”

GERARD FARRÉS: “Vamos al Dakar a ganar”

  • Gerard Farrés confía en su gran experiencia para afrontar su 13º Dakar y volver a buscar la victoria en la categoría T3 tras su segundo puesto del año pasado.
  • Un año más se presenta en la línea de salida de Jeddah dentro de la potente estructura oficial Monster Energy Can-Am.
  • A su lado contará con Armand Monleón, formando uno de los equipos con más experiencia de la carrera.

El experimentado piloto de Manlleu transmite calma, serenidad y buen rollo made in Farreti en cada conversación, en cada charla. A tan sólo unos días de su partida hacia Arabia Saudí, esta mañana ha demostrado una vez más su carisma y su cercanía en el evento festivo que ha preparado para presentar su nueva aventura dakariana, y ya van 13…

Con su habitual desparpajo saludaba a la prensa en el Circuito de La Codina (Barcelona), donde ya de buena mañana el olor a gasolina lo impregnaba todo. Una jornada llena de “sensaciones fuertes” esperaba a todos los asistentes, más un almuerzo por todo lo alto para coger fuerzas de cara al duro Dakar que le espera junto a su nuevo copiloto, Armand Monleón.

La acción comenzaba con un codriving para todos los medios asistentes, con un único objetivo: acercar a todos los participantes a las sensaciones que, durante 14 horas de media, viven cada día de carrera dentro del SxS Can-Am en el que participarán en esta nueva edición. Sin duda un bautismo de fuego para todos que no dejó a nadie indiferente, sobre todo tras pasar por el impresionante salto que habían preparado para la ocasión. Las caras de los improvisados copilotos lo decían todo, con una gran sonrisa al bajarse del vehículo de entrenamiento de Farrés y Monleón.

En el plano técnico, Gerard afrontará este nuevo Dakar dentro de la misma estructura oficial Monster Energy Can-Am que le llevó al segundo puesto del año pasado en su estreno en la categoría SxS, y seguirá acompañado en el equipo por Casey Currie y Reinaldo Varela.

El vehículo, un Can-Am Maverick retocado por South Racing, es un vehículo 4×4 muy evolucionado y estará inscrito en la categoría T3P. Cuenta con un motor de 1000 cc y 180 CV, Turbo y transmisión por variador. El chasis y el arco de seguridad cumplen con la normativa FIA y cuenta con un depósito de 140 litros para alcanzar los 280 km de autonomía que exige el reglamento. Las suspensiones cuentan con unos recorridos de 450 mm delante y 500 mm en el eje trasero que le permiten rodar a ritmo muy alto en las zonas más rotas. El apartado técnico se completa con unos potentes frenos J. Juan para detener todo el conjunto de aproximadamente 1100 kg de peso. Las mejoras con respecto al modelo 2019 han pasado por unos ligeros retoques en el chasis alargando su batalla, lo que le aporta más estabilidad a alta velocidad. El resto de sistemas del vehículo no se han alterado en exceso, basando su éxito en una grandísima fiabilidad, punto clave para la estrategia de Farrés. Un vehículo ideal para atacar el exigente recorrido que propone ASO y atravesar con solvencia las complicadas dunas de Arabia Saudí.

La estrategia de Farrés pasa un año más por aprovechar su conocimiento y experiencia en la carrera. El hecho de desarrollarse en un país desconocido con especiales y recorridos totalmente nuevos es su mayor ventaja. Con 13 dakares, más los cinco de Armand, son una de las parejas con mayor experiencia acumulada, lo que supondrá un valor fundamental este año.

Anfitriones y medios han disfrutado de una mañana cordial y distendida a pocos días del comienzo de la 42º edición de una carrera que Farrés no ha dudado en calificar como “una nueva era” por la dureza que supondrán tantos kilómetros al día durante doce jornadas de competición. Ambición y experiencia no les falta, ¿qué les deparará esta edición 2020?

GERARD FARRÉS: “Sigo soñando. Para mí poder estar un año más en el equipo oficial Monster Energy Can-Am es un sueño, y lo estoy aprovechando. Tras 12 Dakares, llevo los últimos cuatro compitiendo por ganar. En moto llegamos muy lejos con un tercer puesto y en SxS quiero seguir en lo más alto. Este año, en el que cumplo 13 ediciones, llegamos mucho más preparados porque hemos competido muy bien en la Baja España, Panáfrica Rally, Rally de Marruecos y Baja 1000, con muchísimos kilómetros acumulados en el buggy, que además siempre ha funcionado a la perfección. Sí que es cierto que el estar arriba conlleva mucha presión, pero personalmente la tengo asumida y no me afecta, me ayuda a sacar lo mejor de mí.

Por otro lado, el recorrido de este año me beneficia porque habrá más navegación y está todo inexplorado, y ahí es donde yo saco más ventaja al trabajar al estilo “africano”. Me motiva mucho y creo que lo podemos hacer muy bien, volver a los orígenes me gusta, nadie sabe en realidad lo que va a haber. Creo que va a ser el Dakar más exigente precisamente por eso, y porque además los kilómetros diarios serán muy elevados, lo que será muy complicado de gestionar en cuanto a las mecánicas.

Los rivales que tenemos son muy fuertes, sobre todo “Chaleco” López y el equipo ruso con Kariakin a la cabeza. También hay muchos pilotos recién llegados a la categoría a los que habrá que vigilar, pero una vez más la clave será cómo entienda cada uno la carrera y lo que conserve o no la mecánica. A veces es preferible perder 2 o 3 minutos y no arriesgar, que ir a fondo.

Queremos ganar, ese es el objetivo. Luego depende de muchos factores, la carrera nos pone siempre en nuestro sitio, pero salimos a ganar. Estamos muy a gusto en el equipo, confían en nosotros y saben que podemos hacerlo muy bien, nos sentimos con libertad para correr, y eso es muy importante.”

Publicado el:diciembre 20, 2019eduran

Deja un comentario