Molly Taylor y Johan Kristoffersson, del equipo Rosberg X Racing, repitieron victoria en el X-Prix del Océano de Extreme E disputado en Dakar, Senegal, pese a un toque con el coche X44 en la carrera Final.

Molly Taylor (AUS)/Johan Kristoffersson (SWE), Rosberg X Racing

«No fuimos los más rápidos desde el comienzo esta vez, como el gran ritmo que tuvimos en Al-Ula, esta vez tuvimos que luchar por el ritmo.»

Molly Taylor (AUS)/Johan Kristoffersson (SWE), Rosberg X Racing with , 1st position, trophy

Extreme E llevó adelante este fin de semana la segunda competencia de su historia cerca del Lago Rosa, en Dakar, donde la presencia de este nuevo e innovador campeonato de coches eléctricos de off-road buscó generar conciencia sobre la importancia del cuidado de los océanos.

Como había sucedido a principios de abril en Al-Ula, Arabia Saudita, donde se llevó a cabo el estreno de Extreme E, el equipo de Nico Rosberg, quien fuera campeón mundial de Fórmula 1 en 2016, fue el que festejó en lo más alto del podio.

Taylor y Kristoffersson accedieron a la carrera final luego de ganar la Semifinal 1 y fue la australiana la encargada de conducir el ODISSEY21 del equipo en el inicio de la competencia definitoria para tomar la delantera junto a Cristina Gutiérrez, del X44, cuyo propietario es Lewis Hamilton, siete veces campeón mundial de F1 y antiguo rival de Rosberg.

Taylor y Gutiérrez protagonizaron un incidente del cual la peor parte fue para la española, quien se salió de la trazada y sufrió un problema mecánico que llevó a que su coche se detenga, perdiendo cualquier opción de un buen resultado junto a su compañero Sébastien Loeb tras haber dominado la jornada de clasificación de sábado.

Al retiro del ODYSSEY21 del X44 se le sumó el del equipo JBXE que, conducido por Mikaela Ahlin-Kottulinsky, golpeó un banco de arena y los daños impidieron que el coche pueda seguir en competencia.

Esto dejó al RXR y al equipo Veloce Racing, el cuarto integrante de la final, en el duelo por la victoria. Stéphane Sarrazin comenzó a acercarse a Taylor pero al completarse la primera vuelta apareció la bandera roja para detener la acción y permitir que se retiren los coches detenidos en el circuito.

Al momento del reinicio, con una vuelta por delante, Kristoffersson se puso al volante para el equipo RXR y Jamie Chadwick lo hizo para el JBXE de Jenson Button. El sueco aprovechó el lado interno del circuito para colocarse al frente, con un leve roce incluido entre ambos, y a partir de allí se alejó para quedarse con la victoria por poco más de 14 segundos sobre Chadwick.

Jamie Chadwick (GBR)/Stephane Sarrazin (FRA), Veloce Racing with trophy

De esta manera el Rosberg X Racing repitió el éxito obtenido en Al-Ula y se consolidó al frente del campeonato de Extreme E luego de disputadas dos de las cinco rondas previstas para la temporada inaugural 2021.

Molly Taylor (AUS)/Johan Kristoffersson (SWE), Rosberg X Racing and Cristina Gutierrez (ESP)/Sebastien Loeb (FRA), X44

“No fuimos los más rápidos desde el comienzo esta vez, como el gran ritmo que tuvimos en Al-Ula, esta vez tuvimos que luchar por el ritmo. Molly lo hizo bien cuando tuvo que hacerlo en la Final y yo logré hacer una maniobra en la Semifinal, lo cual fue crucial”, dijo Kristoffersson luego del triunfo.

El sueco, feliz por el triunfo, aprovechó la cercanía con el océano para tirarse al agua y celebrar de esa manera: “Es agradable estar tan cerca de una playa cuando ganas. Normalmente toma un par de horas antes de que podamos llegar a la playa, pero aquí fueron solo un par de minutos”, dijo.

Para Veloce Racing, el segundo puesto es un gran resultado ya que el equipo no había podido competir en Al-Ula por un fuerte accidente. Jean-Eric Vergne, bicampeón de la ABB FIA Fórmula E y uno de los responsables del equipo, valoró mucho el trabajo realizado en Dakar.

INFORME DIEGO BUSTOS POST RACE OCEAN X-PRIX_SUB

Agradecimientos Prensa, Videos e Imágenes Extreme E – bemassmedia.com